Te Negro

Para conseguir los mejores tés solo se recogen los capullos terminales y las primeras hojas, las más tiernas de cada brote.

El té negro es el resultado de fermentar las hojas de té verde.

En un proceso de oxidación (fermentación) se produce la decoloración de las hojas verdes.

El resultado es una infusión de color oscura, sabor fuerte y aromático.

 

Propiedades del Té Negro

Alivia la fatiga, aumenta el poder de atención y concentración sin provocar nerviosismo.

Ayuda a aligerar la digestión y a expulsar toxinas a través del hígado y del riñón.

Vasodilatador, aumenta el riego sanguíneo del cerebro, potenciando la claridad de ideas y la capacidad de reflexión.

 

Como Preparar el Té Negro

  1.  Calentar agua hasta llevarla a ebullición
  2.  Poner una cucharada de postre por cada taza (200 ml) de té negro.
  3. Dejar que infusione, tapada, durante 3 a 4 minutos
  4. Retirar las hojas de té y tomarlo

Importante

Durante los 3 primeros minutos del té en infusión, este va desprendiendo la teína lo cual produce un efecto estimulante.

A partir de los 3 minutos la hoja de té empieza a desprender los taninos, lo cual hace que se reduzca considerablemente los efectos de la teína.

 

Filtros activos

Le informamos que usamos Cookies propias y de terceros para analizar la navegación. Si continuas navegando, damos por hecho que aceptas nuestras políticas de cookies.